Galería Theotokópoulos

LOS CUATRO PADRES DE LA IGLESIA - San Ambrosio

VALLADOLID – RIOJA MEDIADOS SIGLO XVI?
45. San Ambrosio
Madera dorada y policromada
Medidas: 60 x 17 cm.

En la comarca riojana se cruzan las más diversas tendencias escultóricas. Después de un periodo en el que persisten los modelos góticos, hasta muy entrado el siglo XVI, en el segundo cuarto de siglo se inicia un cambio con la llegada de maestros burgaleses y vallisoletanos, a los que les contrataban retablos para iglesias, conventos, monasterios y catedrales. Ya a principio de siglo, se había contratado a Felipe Bigarni para realizar el retablo de la portada de Santo Tomás en Haro, y a finales de siglo se contrata a escultores como Gregorio Fernández y sus discípulos que crean escuela en la zona y realizan numerosos retablos de gran calidad.
Estos cuatro relieves representan a los Padres de la Iglesia. Formaron parte de una predela de retablo de gran calidad y magnífica policromía. San Ambrosio, San Agustín, San Gregorio y San

Jerónimo son testigos privilegiados de la tradición eclesiástica. Sus escritos ofrecen una riqueza cultural y apostólica que hace de ellos los grandes maestros de la Iglesia.
San Ambrosio fue obispo de Milán y contribuyó a la conservación de la herencia cultural de la Antigüedad. La leyenda cuenta que adquirió su sabiduría gracias a unas abejas que, siendo un niño, depositaron sobre sus labios la miel de la ciencia sagrada.
Se le suele representar como obispo, con mitra y cruz o como en este caso con un rollo de pergamino para escribir.

Bibliografía: AZCÁRATE, J.M.: “Ars Hispaniae-Escultura del siglo XVI”, Tomo XIII.